No se trata de no hacer estos trabajos. Se trata de tomar precauciones, una vez sabes que te encuentras en una zona de riesgo.

1.  PELUQUERÍA/S

El nivel de ruido que generan varios secadores de pelo funcionando a la vez llega a los 85 Db. Aunque este trabajo se encuentra el último en la clasificación, puede contribuir igualmente a causar una pérdida auditiva gradual a lo largo de los años.

2. PPROFESORES/AS DE GUARDERÍA

Con el ruido de las rabietas, gritos, llantos, rabietas y canciones que se producen en un jardín de infancia, no sorprende que los niveles de ruido puedan llegar fácilmente a los 85 dB.

3. MENSAJEROS Y REPARTIDORES MOTORIZADOS

Las motos se caracterizan por ser muy ruidosas, y añadido al factor «ruido del viento», puede generar una intensidad de sonido que llega al oído de hasta 103 dB.

4. ​JARDINEROS

Las desbrozadoras y corta césped que se usan para delimitar y cuidar los jardines, que producen un agradable olor de hierba recién cortada, pueden llegar a generar hasta 107 dB de ruido. Así, los jardineros tienen un riesgo grave de sufrir una pérdida de audición.

5. ​MÚSICOS, DJ’S, EQUIPO DE SONIDO Y CAMAREROS DE DISCOTECA

La mayoría de los camareros, porteros de discoteca, disco-jockeys y otro personal de los pubs, experimenta un nivel de sonido que suele sobrepasar los 115 dB. La música que retumba sin pausa hasta altas horas de la madrugada, convierte este tipo de trabajo en muy peligroso para el oído.

6. CARPINTEROS

Los niveles considerables de ruido que provocan las moto-sierras y otra maquinaria de carpintería son una parte inevitable del trabajo de un carpintero. Por ejemplo, sólo las perforadoras rotativas pueden generar un ruido de hasta 120 Db.

7.  ​OBREROS DE LA CONSTRUCCIÓN

Trabajar con maquinaria pesada de la industria de la construcción puede ser una tarea muy ruidosa. Los martillos neumáticos, por ejemplo, se sitúan entre los primeros en la escala de aparatos ruidosos, llegando a alcanzar los 130 dB.

8. MINEROS

Cualquier trabajo que requiera el uso de herramientas eléctricas o maquinaria, indudablemente generará niveles importantes de ruido. La minería no es una excepción, y los niveles de ruido que, de hecho, se pueden experimentar, son de hasta 135 dB.

9.  ​PILOTOS DE FÓRMULA 1

Sentarse en la cabina de un auto de Fórmula 1 puede ser literalmente ensordecedor si no se utilizan los protectores auditivos adecuados, dado que el ruido supera los 135 dB.

10 . PERSONAL AEROPORTUARIO DE CONTROL DE TIERRA

El ruido de los aviones al despegar y al aterrizar puede llegar a la cifra de 140 dB. Trabajar como controladores del tráfico aéreo es indiscutiblemente la peor trabajo para las orejas, y lo que plantea más probabilidades de desarrollar una pérdida de audición inducida por ruido.

Clic para tuitear

Tienes que tener una cita anual con tu centro auditivo de confianza.

Pide hora.